l'oli del mar

 

un mar de olivos centenarios

El entorno

Nuestros olivos tradicionales, forman parte integradora del paisaje del Baix Ebre y desde sus bancales participan de la silenciosa mirada al mar, disfrutando de su brisa, y estableciendo un diálogo poético e integrador entre los cultivos agrícolas y la tradición marinera.

Con más de 200 hectáreas anegadas de campos de olivar repartidas entre la cayente de la Sierra del Boix y el norte del margen izquierdo del Parc Natural de Delta del Ebro, dentro de los términos municipales de l'Aldea, Camarles, l'Ampolla y El Perelló. Que con sus diversas características, dan juego a poder elaborar unos caldos muy diferentes, y así satisfacer desde los paladares más exigentes hasta los más indiferentes.

Un entorno que invita a cambiar el paso, a aparcar las tensiones y a descubrir el sosiego, la calma y la tranquilidad.

Tierra en forma de bancales, con márgenes de piedra seca, dibujan un territorio donde, durante siglos, conviven olivos milenarios, con una flora y fauna exclusivas.